Las empresas de telecomunicación más grandes en México

Las comunicaciones representan un motor indispensable en el desarrollo y el buen funcionamiento de cualquier país, y México no es la excepción. La participación de la empresa privada y, por ende, la competencia dentro del sector de las telecomunicaciones en México prácticamente empezó con la privatización de Telmex en 1990.

Dicha empresa, anteriormente de propiedad estatal, sigue controlando en la actualidad nada menos que el 80% del mercado mexicano de telefonía fija, el 70% del de telefonía móvil y el 74% del mercado de Internet fijo. Este cuasi monopolio se debe a que Telmex ya controlaba todo el aparato nacional de telecomunicaciones cuando era propiedad del Estado.

Actualmente, América Móvil es la empresa de telecomunicaciones más grande de México. La compañía de telefonía celular Claro está presente en 17 países del continente americano, perteneciendo a la compañía antes mencionada, la cual a su vez es controlada por el Grupo Carso, el mismo conglomerado que controla a Telmex y Telcel, entre otras compañías.

MegacablMegacablee es otra firma de importancia, aunque para nada se compara con América Móvil. Esta empresa de televisión por cable desarrolla sus actividades alrededor de la ciudad de Guadalajara, y su servicio de telefonía local ya tiene más de un millón de subscriptores. En total, la empresa atiende a unos 2.500.000 clientes, repartidos en 25 estados del país.

Pero la segunda compañía en cuanto a telefonía móvil es Telefónica, con su reconocida marca Movistar, la cual controla alrededor del 22% del mercado. El resto del mercado mexicano de telefonía tanto fija como móvil se distribuye en empresas más pequeñas, tales como Axtel y Marcatel.

En cuanto a televisión abierta, también se puede ver una marcada duopolización, con Televisa y TV Azteca como máximos representantes. Solamente Televisa ya controla el 68% de los ingresos del mercado de la publicidad, mientras que TV Azteca controla el 31%. En cuanto a audiencia, Televisa cuenta con 46% y TV Azteca con 22%. Ambas televisoras controlan el 94% de todas las estaciones de TV mexicanas.

La televisión por suscripción, por su parte, aún no llega a ser competencia para estas grandes emisoras.