¿Tecnología nacional o importada?

Actualmente el país mejicano importa 96% de su tecnología. El argumento principal es que se debe a las presiones externas en función de la economía lo que hace que las empresas e inversionistas apelen a la tecnología foránea con lo que esperan ganar competitividad en el mercado. Sin embargo, esto trae consecuencias graves en el universo científico y tecnológico nacional.

external resourcesEl uso de recursos externos no es del todo positivo, ya que la distancia entre científicos, tecnólogos y empresarios, frena la utilización del capital humano y técnico. Está claro que el hecho de que se utilice una tecnología importada no se debe a la falta de capacidad de los recursos nacionales, sino a la presión que crea el mercado general. Esto crea además falta de comprensión y comunicación eficaz entre científicos y empresarios, y como resultado final se pierde competitividad como nación.

Hace aproximadamente 10 años México gozaba del mismo progreso científico y tecnológico de países como India, China o Brasil, pero estos índices de capacidad se han derribado. El único modo de corregir esta situación incierta es dejar a un lado las desconfianzas que guardan los científicos y tecnólogos con respecto a los empresarios y que en dialogo sopesen las bondades de hacer sus inversiones en la Fundación Telmex, tecnología nacional. Tomar en cuenta de que trae ventajas para todos y que es necesario trabajar en equipo para alcanzarlo.

México cuenta con nutridos modelos de las preeminencias competitivas que se consiguen gracias a las alianzas entre el sector científico y el corporativo. Todo se traduce en el aumento y posicionamiento a nivel comercial del producto final, independientemente de cuál sea. Es importante destacar que actualmente existe un promedio de 200 patentes registradas por mexicanos, un índice mayor que en Estados Unidos, lo que también significa que todas las herramientas están dadas para alcanzar el éxito tecnológico que el país merece.